Reciclaje

 

"Producimos demasiada basura. Más de un kg. al día por persona. Sin embargo, una fracción importante de la basura que generamos, puede reutilizarse o reciclarse. Y eso es algo que, en buena medida, depende de cada uno de nosotros.

Al aprovechar el valor material de la basura, mejoramos la salud ambiental de nuestro entorno. Cuando colaboramos con el reciclaje, protegemos el medio ambiente.

Sin duda alguna, los seres humanos nos hemos convertido en el principal agente de deterioro ambiental y, a la vez, en sus principales víctimas. De ahí nuestra responsabilidad, individual y colectiva, a la hora de moldear nuestros hábitos y comportamientos ambientales.

La generación de residuos es uno de los más grandes problemas medioambientales de las sociedades avanzadas en el nuevo siglo." Texto tomado de Garbiker.

Materia orgánica, papel y cartón, envases de plástico, latas y tetrabriks, envases de vidrio, pilas, residuos procedentes de obras domésticas, acumuladores y baterías, aceite de coche (de cárter), aceites vegetales usados, residuos eléctricos y electrónicos, discos ópticos (CD y DVD), textiles, medicamentos, radiografías, neumáticos usados, tóxicos del hogar, restos de jardinería, objetos de metal y de madera y otros voluminosos, cartuchos de tóner...